dimarts, 21 d’abril de 2009

Teclas de edición

Algo que muchos que trabajamos con ordenadores damos por sabido y que muchos que se aproximan por primera vez a un computador ignoran. Las 2 teclas que sirven para borrar el texto: Backspace (Retroces) y Delete (Suprimir).

Tecla Backspace o Retroceso

Esta tecla que está situada normalmente encima de la tecla Entrar (o Retorno) borra el carácter que está a su izquierda ocupando la posición eliminada. Arrastra por su derecha el resto de carácteres.

Tecla Delete o Suprimir









Borra el carácter que esté a su derecha sin desplazarse de su posición. Arrastra los carácteres por su derecha. También borra el grupo de carácteres seleccionados.

© Manel Aljama (abril 2009)

dimecres, 1 d’abril de 2009

También Encarta

Hace poco me hacía eco del fin de la producción de un producto histórico en Microsoft derriba el simulador de vuelo Ahora anuncian que el 31 de octubre de 2009 se dejará de atender la enciclopedia Encarta. Para unos es el triunfo de Wikipedia. Para otros será en cambio otro signo más de la crisis. Pero lo que sí es cierto es que es el fin de una manera de hacer las cosas que empezó en la segunda mitad de los noventa.

Microsoft nació en 1975 como una modesta compañía de software que de la noche a la mañana en 1980 y por petición de IBM copió el sistema operativo de CP-M que fue bautizado como IBM PC-DOS y que más tarde se comercializó como MS-DOS. Luego vino Windows 1, 2, 3, 95, 2000, 2003/XP, Vista...

A mediados de los novena se creyeron en la misión de proveer TODO en informática: sistema operativo, lenguaje de programación, base de datos, navegador de internet, programas de oficina, programas de gestión de empresa, enciclopedias y hasta hubiese comprado un satélite de comunicaciones a los rusos...

No es la crisis sino abarcarlo todo. Encarta no es una buena enciclopedia; es como mucho justita. Tiene su utilidad, sus elementos de navegación, su asistente investigador, pero no es la mejor. Poco más de 62000 entradas frente las 2,7 millones de Wiki... Lo mismo le sucede a Office 2007 que aunque esta vez sí que parece bueno, no acaba de despegar en ventas y se instala con una limitación de 60 días en los portátiles de nueva adquisición a ver si así lo compra alguien. Si la mayoría usa de forma fraudulenta Office 2003 y poco a poc se van metiendo en OpenOffice o GoogleDocs que son gratis y están tan mal.

© Manel Aljama (maljama) abril de 2009